Regrese a www.bahai.com

1- 800 - 22 - UNITE

Para información acerca de la Fe Bahá'í en Estados Unidos

Bienvenidos a Los Bahá'ís, presentado por www.bahai.com

Una presentación de La Fe Bahá'í y de su comunidad mundial

Previa Página Home Proxima Página


Acerca de la:

Revista Los Bahá'ís


Home :
  Portada

Contenido : Contenido
bullet.gif (837 bytes) Los Bahá'ís
bullet.gif (837 bytes) Unidad en la
diversidad
bullet.gif (837 bytes) Bahá'u'lláh
bullet1.gif (837 bytes) Enseñanzas morales
y sociales
bullet1.gif (837 bytes) Las creencias
espirituales de la
Fe Bahá'í
bullet1.gif (837 bytes) Un sistema global
de gobernación
bullet1.gif (837 bytes) Un siglo de
crecimiento y
expansión
bullet1.gif (837 bytes) Nuevas maneras de
abordar los
problemas
bullet1.gif (837 bytes) Hacia un Nuevo
Orden Mundial

Creencias espirituales de la Fe Bahá'í

LO QUE BAHÁ'U'LLÁH ENSEÑA ACERCA DE DIOS, LA RELIGIÓN Y LA NATURALEZA HUMANA

En la Historia, la llegada de un nuevo Mensajero de Dios representa un momento crucial de la humanidad. Cada Mensajero impulsa un renacimiento espiritual gracias al cual la persona se regenera y la sociedad logra avanzar. La revelación de Bahá'u'lláh y el resurgir espiritual que la acompaña resultan especialmente significativos al coincidir con la madurez de la humanidad.

Hay un solo Dios, Creador del Universo. A través de la Historia Dios se ha revelado a la humanidad a través de una serie de Mensajeros Divinos, cada uno de los cuales ha sido fundador de una gran religión. Entre ellos se encuentran Abraham, Krishna, Zoroastro, Moisés, Buda, Jesús, Muhammad. Esta sucesión de Maestros es el reflejo de un solo "plan divino" por el que a lo largo de la historia las personas han tenido conocimiento de su Creador y han desarrollado sus capacidades morales y espirituales. En este proceso la meta ha sido ir preparando a la humanidad para que alumbre una civilización global, única y en continuo progreso. Bahá'u'lláh es el último de los Mensajeros en revelarnos la voluntad de Dios.

Esto es en síntesis lo que Bahá'u'Iláh enseña sobre Dios, la religión y la humanidad. Los bahá'ís suelen expresar estas creencias remitiéndose sencillamente a la unidad de Dios, la unidad de la religión y la unidad de la humanidad. En efecto, la unidad es el tema en el que se engloban todas las demás creencias baháís. Dicho en términos teológicos, la unidad se hace patente en la existencia de un plan único de Dios para la humanidad.

Junto con estas ideas se encuentra esa otra según la cual la persona es un ser esencialmente espiritual. Aunque los seres humanos posean un cuerpo físico, lo que mejor los identifica como tales personas es el alma invisible, racional y sempiterna.

El alma anima al cuerpo y distingue a la persona del animal. Crece y se desarrolla mediante la relación con Dios, de acuerdo con la especial mediación de Sus Mensajeros. La relación se alimenta gracias a la oración, el conocimiento de las escrituras reveladas por los Maestros Divinos, el amor a Dios, la autodisciplina moral y el servicio a la humanidad. La vida adquiere significado a través de este proceso.

" Sabe con certeza que la esencia de todos los Profetas de Dios es una y la misma ". --Bahá'u'lláh

El cultivo de la vida espiritual no está exento de ventajas apreciables. En primer lugar, la persona desarrolla algunas de las cualidades innatas que son causa de la felicidad humana y del progreso social, como por ejemplo fe, valor, amor, compasión, honradez y humildad. A medida que estas cualidades se patentizan, tanto más progresa la sociedad.

Otro de los efectos del desarrollo espiritual es la disponibilidad del alma hacia Dios. Al acercarse a Dios la persona se prepara gradualmente para la otra vida. Tras la muerte fisica, el alma emprende un nuevo camino hacia Dios a través de "mundos" o planos de existencia. En términos tradicionales el progreso en esta travesía se asemeja al "cielo". Pero si el alma no se desarrolla, permanece entonces distante de Dios, en lo que la teología cristiana y musulmana denominan "infierno".

En la Historia, la llegada de un nuevo Mensajero de Dios representa un momento crucial de la humanidad. Cada Mensajero da impulso a un reverdecer espiritual gracias al cual la persona se regenera y la sociedad logra avanzar. La revelación de Bahá'u'lláh y el resurgir espiritual que la acompaña, resultan especialmente significativos al coincidir con la madurez de la humanidad.

Bahá'u'lláh enseña que la humanidad, en cuanto existencia colectiva, ha entrado hoy día en su etapa de madurez. Al igual que sucede cuando un adolescente llega a la madurez, nuevas posibilidades de autorrealización se abren. Empresas de alcance mundial antes desechadas por imposibles son ahora realizables, como por ejemplo: la consecución de la paz mundial, el logro de la justicia social a escala universal, la implantación de una tecnología equilibrada, el crecimiento, la plasmación de los valores humanos y la protección del entorno natural.   Continuar  Continuar


" Texto tomado de Los Bahá'ís, publicación de la Comunidad Internacional Bahá'í ".


Previa  |  Arriba  |  Proxima

Servidor clon en Europa para rapido acceso


Foto de la pagina 32

Casa Bahá'í de Adoración, Sydney, Australia.

Foto de pagina 33

En mayo de 1992 se dieron cita en Haifa algunos de los bahá'ís que desde los años 50 en adelante realizaron grandes sacrificios para difundir lo Fe de Bahá'u'Iláh. El sacrificio es una parte esencial en la búsqueda del crecimiento espiritual.

 

 


 

 

 

 

© Desde 1997 www.bahai.com

Gracias por su visita